Voluntariado en comedor social

Voluntariado en comedor social

Los comedores sociales son muy comunes alrededor del mundo. Son buenas iniciativas para realizar labores voluntarias que puedan intentar hacer un cambio y construir una mejor comunidad, donde la convivencia sea buena. Por eso, no es de extrañar que te hayas conseguido, en algún momento, con la oportunidad de hacer voluntariado en un comedor social.

Lo cierto es que no es muy distinto al clásico trabajo voluntario en el cual puedes trabajar con niños, con personas que lo necesiten o con cualquier ONG que se encargue de este tipo de actividades. La satisfacción por ayudar y la sensación de plenitud cuando el trabajo acaba es el mismo: te sientes útil, más confiado y con el autoestima mucho más alta porque sientes que has puesto tu granito de arena para hacer un cambio en el mundo.

Sin embargo, es bueno que tengas en cuenta ciertos consejos o requisitos que son necesarios para trabajar en un comedor social. Al fin y al  cabo, aunque el beneficio es el mismo, el ambiente de trabajo puede ser distinto y puede que necesites un poco más de algunas habilidades como para enfrentarte a cualquier situación o problema que se te presente.

Requisitos para hacer voluntariado en un comedor social

  • Debes entender que a un comedor social irán personas de todas clases y, posiblemente, con una diversidad de culturas y creencias increíbles. Todos son humanos y todos merecen un trato bueno, educado y cordial. Todos necesitan del amor y el cariño que todo voluntario debe estar dispuesto a ofrecer. El voluntariado necesita de personas pacientes, dispuestas a desarrollar esta habilidad y a recibir los problemas con tranquilidad.
  • Buen humor. Lo más recomendable es tomarte todo el trabajo con el mejor humor posible. Esos ánimos bien arriba, listos para recibir situaciones que, quizás, pueden ser completamente absurdas. ¡Tómatelo todo con risas! La gente que suele ir a los comedores sociales suelen necesitar un momento de distracción de sus realidades. Trata de entretenerlos, de sacarle risas y de que pasen un buen rato, aunque sea durante un par de horas nada más.
  • Sé meticuloso. Con los detalles, con todo lo que hagas. Trabajar en un comedor social significa tener bastantes cosas que hacer, por lo que tendrás que ser cuidadoso con todo lo que hagas para no dañar ni menospreciar ningún esfuerzo.
  • Buenos modales. Primordial, siempre, para cualquier trato con quien sea. Es necesario tener una buena educación y unos modales excelentes, para que la gente se sienta cómoda y pueda disfrutar de la comida sin mayor problema. La educación siempre es importante y no debe ser dejada de lado.

Consejos para hacer voluntariado en un comedor social

  • Ve con la mente abierta y la mayor disposición. Para todo tipo de voluntariado, esto es completamente recomendado. Para los comedores sociales, aún más. Como decíamos arriba, nunca sabes con quién podrás encontrarte y por eso, debes ir con la mente abierta y el corazón dispuesto a escuchar mil y un historias que narren realidades diferentes a las tuyas.
  • Piensa bien todo. En un comedor social el movimiento de aquí a allá es increíble. Ve preparado, ve siendo consciente del trabajo que tendrás que hacer en algún momento. Tanto física, como mentalmente, para poder afrontar todo mejor.

No te olvides de dar lo mejor de ti, pues, al final del día, eso es lo más importante. Sea donde sea, o sea cual sea la labor voluntaria que estés haciendo, dar lo mejor de ti es lo que realmente vale.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*