El precio de ayudar internacionalmente a otros

El precio de ayudar internacionalmente a otros

El precio es subjetivo si eres de mente abierta, si no relaciones todo al dinero podrás tener mejores resultados personales. Ayudar internacionalmente tiene un costo monetario el cual debes colocar como interesado en ofrecer tus conocimientos a otros. Este costo va ir en función al destino, al tiempo y a las condiciones que se presenten.

Más allá de ese precio o costo que debes pagar, existe uno mayor que es el de ayudar, el cual no tiene costo pero si mucho valor y se reflejara en el granito de arena que coloques para cambiar más el mundo en que vivimos.

La relación costo beneficio que traerá este aporte a la humanidad no tiene comparación, ayudar a otros tiene grandes recompensas y excelentes beneficio que el dinero jamás podrá pagar, es por eso que al hacer esto es necesario tener grandes expectativas y no limitarte en tus acciones las cuales dependerá la satisfacción que el ayudar a los demás deja./ voluntariado internacional

Entonces queda de tu parte ser un aliado del mundo y no un villano, el dinero se imprime todos los días en los grandes bancos del mundo y tú puedes obtenerlo, pero la felicidad que genera ayudar a otros no se imprime en ningún lado.

Ayudar internacionalmente es un paso más para cambiar al mundo

Los grandes filósofos del mundo decían que un granito de arena sirve para cambiar el mundo, esto sigue vigente pero debe sebe ser acomodado a las nuevas tendencias. Si decidimos viajar por el mundo ayudando a los demás debemos tener en cuenta que meta tenemos por cumplir, cuales serán nuestros aportes a la sociedad y como hacemos para generar realmente un cambio.

Ni un solo aporte que se utilice para cambiar el mundo es pequeño, todos son grandes y valiosos porque salieron de personas que realmente querían dar un giro sustancial al mundo. Los cambios verdaderos nacen cuando decidimos ayudar internacionalmente para lograr ser parte de una solución inminente ante los problemas que saturan el planeta.

Dejar a un lado las comodidades y el fácil acceso a los servicios, la tecnología, internet y otros medios de comunicación por un momento es una forma de decir presente ante estas situaciones que agobian a la humanidad, es una responsabilidad y una actitud admirable que ayuda en gran magnitud a ese cambio que pide a gritos el planeta.

Los cambios se presentan cuando las acciones que se realizan por los demás se hacen de forma continua, eso sí, sin descuidar su propia vida y salud. Lo ideal sería que se involucrara mucha gente y así forma verdaderos equipos de trabajo rotativos los cuales puedan estar un largo tiempo y determinadas zonas para poder ayudar más y abarcar espacios que quizás dificulte por falta de voluntarios.

Equipos de trabajo para ayudar internacionalmente a las comunidades más necesitadas

Cuando de ayudar se trata lo más razonable es contar con una serie de personas dedicadas a hacerlo, al menos por periodos de tiempo en los cuales se pueda dividir mejor las funciones. Se pueden crear quipos de trabajo que compartan periodos de tiempo y así poder influenciar mejor en las comunidades más necesitadas de los diferentes destinos del mundo que lo requieran.

Armar un equipo desde el país origen para ir a ayudar a las comunidades destino es una excelente estrategia, puedes apoyarte en amigos, familiares, vecinos, solo debes contagiarlos de esa emoción y satisfacción que deja ser voluntario en otras fronteras.

Ayudar internacionalmente se puede hacer en familia y es una labor más reconfortante para las comunidades visitadas, el ver grupos familiares unidos haciendo lo mismo pero cada quien a su manera particular, la meta es la que todos desean lograr, tratar de cambiar el mundo en familia también se convierte en una recompensa.

ser voluntariado en africa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*