Misterios y tesoros culturales más allá de Ammán

Tesoros culturales más allá de Ammán

La cultura engloba un legado universal que nos conecta como seres humanos, pues todos nos sentimos parte de manifestaciones sorprendentes que datan nuestra historia en el planeta.  Sin embargo, hay lugares que se sienten milenarios porque envuelven misterio, creencias y maravillas que no somos capaces de explicar, pero en las que queremos aventurarnos. Entre ruinas y desierto se esconde más que oasis e historias de viajeros, Jordania tiene para recorrer varios kilómetros de paisajes y vestigios culturales insospechados esperando para disfrutarlos.

Ya sea a la manera de aventura arqueológica de las cruzadas de Indiana Jones, las expediciones en medio de las montañas de arena y los interiores de cavernas son comunes. Pero lo más interesante son las influencias de las distintas civilizaciones que allí vivieron. Porque en la actualidad se hacen presentes en la arquitectura, religión, gastronomía y tradición de sus pueblos y ciudades.

Los tesoros encontrados en este rincón del Medio Oriente no son solo joyas y objetos de valor histórico. Persas, egipcios, griegos y romanos pasaron por el territorio del Imperio otomano y legaron obras que son maravillas de la humanidad. Lugares y costumbres que, igualmente, continúan sirviendo de inspiración para historias, tanto en libros como en películas.

Costa, dunas, construcciones y civilizaciones antiguas

La costa de Aqaba tiene un golfo rodeado de aguas cristalinas en donde el propio Moisés, personaje bíblico, separó sus aguas en medio de arrecifes de coral. Aunque parezca contrario en el clima desértico, este paraíso costero tiene corrientes en las que puedes refrescarte practicando buceo. Otra formación de agua importante es el mar Muerto bordeado por Jerash, Amman, Monte Nebo, Kerak y más al Sur, la imponente Petra.

Visitando Jaresh puedes maravillarte con el Castillo de Alijoun de innegable influencia romana y del que aún se conservan sus ruinas. Esta locación sirvió de punto de encuentro para los pueblos musulmán, otomano y mongol desde la Edad Media y hasta principios del siglo pasado.

Quizás más conocidas en escenas de Indiana Jones, El regreso de la momia o Transformers, en Petra se encuentran las puertas de Khazné que dan paso a descubridores. Varios metros sobre el nivel de las dunas, se visualiza el Desfiladero de Siq para dejar ver atardeceres y amaneceres como los de Las mil y una noches. Más historias y anécdotas vivirás y contarás con las constantes tormentas del desierto y ventiscas que acompañan a los viajes en camello y a los mercaderes.

Al Sur se extiende el desierto de Wadi Rum con arena blanca  y roja y elevaciones rocosas como Los siete pilares de la sabiduría y el Cañón Khazali. En esta región destacan los vestigios de las narraciones de la vida humana hace miles de años, pues los petroglifos históricos llenan los muros de este paso montañoso.

Al Norte del país encuentra cultura y regalos para llevar de vuelta a casa entre los mercados locales. Pero el punto comercial más significativo es Ammán, la capital de Jordania con construcciones erigidas desde el mundo antiguo. En está locación hayan refugio la creencias griegas en el templo de Hércules y las romanas en el teatro de Amán entre centros urbanos.

Además de costas cristalinas, terrenos elevados y extensiones de desierto, esta nación hace muchos siglos atrás fue la locación principal de momentos bíblicos. Las aguas del río Jordán en longitud separa el terreno para continuar tu viaje con https://www.pangea.es/ES/viaje-a/asia/jordania hacia Belén, Jerusalén y el Valle de Jericó. El Monte Nabo también resulta atractivo para los creyentes cristianos y judíos al ser lugar de peregrinación. Al ser el lugar dónde, según las sagradas escrituras, están enterrados los restos de Moisés y las tablas de la ley adquiere mayor valor religioso e histórico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *